jueves, 19 de agosto de 2010

Singles

Hace unos años, un single era un disco de vinilo pequeñito que se reproducía a 45 revoluciones por minuto y que tenía una canción en cada cara, extraídas de un LP, pero desde hace unos poquitos años, y con la manía que tiene el ser humano de etiquetar todo lo que se le pone por delante (a ser posible con un eufemismo como el que nos dice que la criada de toda la vida es una empleada de hogar), nos han vendido que un single es un soltero, vocacional preferentemente, que ha decidido llevar adelante su proyecto de vida y con un poder adquisitivo más que notable, al considerar que no tiene gastos extra.

Pero como todo, detrás hay lo de siempre: vendernos algo. Un ejemplo muy claro es el de los viajes, que te venden como "viajes para singles" y que podrías interpretar como que han llegado a un acuerdo para abaratar los precios de las agencias para casos de viajes individuales (todo está pensado para viajar un mínimo de dos personas, y si no haced la prueba), pero que se limitan a venderte el mismo viaje compartiendo habitación con un desconocido.

Vamos a ver, si soy single y según su definición quiero hacer mi vida solo y decido viajar solo, quiero hacer eso, viajar solo, no compartir habitación con alguien a quien no he visto en mi vida. El arroz con leche ya está inventado hace años, y que no me vendan que son mejores precios porque me dan el mismo precio que las demás agencias dan por persona en viajes para dos personas, pero con el agravante de que no puedo elegir con quién voy. Eso sí, como somos singles tenemos que entendernos, por lo visto.

Luego está el tipo de viaje que proponen. Por lo visto, un single que se precie no puede querer ir a Benidorm, se tiene que ir como cerca a la Capadocia, con lo que ello supone de gasto. Porque suponen que como somos singles, no tenemos gastos más que para nosotros, pero no suponen que todo el gasto lo tenemos que soportar nosotros. Así, el alquiler, la hipoteca, la comida, el transporte, la luz, el agua, el gas... y lo que sea, lo tenemos que sacar de un sólo sueldo, mientras que una gran parte de las parejas pueden juntar sus sueldos para hacer frente a todos esos gastos. Pero no, somos singles, y por tanto tenemos pasta para todo. Pues no.

Además, si a alguien se sangra a impuestos en este país, es a los solteros, porque no tenemos derecho a ninguna desgravación a no ser que sea la de compra de vivienda, una compra a la que no podemos hacer frente con un solo sueldo. El sueño de todo ser humano, vamos.

Así las cosas, dar las gracias a los que nos han etiquetado, pero que no nos vendan la moto. Sólo quieren sacarnos el dinero, como todos los demás.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Sergio for PRESIDENT!

Aitor Maiden dijo...

Me encanta ser soltero, ya no sólo por dedicar mi dinero exclusivamente a lo que a mi me dé la gana, sino también por no tener que consultar a una segunda persona a la hora de tomar decisiones. No añoro para nada tener pareja, incluso he contemplado la posibilidad de hacer algún viaje en solitario, en plan búsqueda de mí mismo, rollo tántrico, etc... Es más, después de ese viaje quizá regrese convertido en Batman y me vengaré de los extorsionadores de solteros, ya que al carecer de traumas infantiles, alguna excusa tendré que poner para convertirme en Batman.

Tyrion dijo...

Pues que quieres que te diga, organizar viajes para "singles" y al mismo tiempo obligarte a compartir habitación con un desconocido me parece un auténtico timo. No sabía que lo hicieran así. Vivir la soltería sin complejos me parece una opción absolutamente tan válida como culaquier otra y aprovecharse de ello para colarte un paquete vacacional que en realidad es para parejas es de una jeta sin complejos también

Otra cosa es organizar un viaje para que los singles dejen de serlo, que también es una opción válida, pero que no tiene nada que ver son lo que cuentas.

Y lo de que los singles tiene que ser por definición unos tipos sofisticados a los que les sobra la pasta y que por eso quieren viajar al Nepal y no a Las Alpujarras no deja de ser un topicazo como un castillo. Es que parece que las agencias de viajes no se enteran de que puede haber perfectamente solteros mileuristas sin ganas de emparejarse. O es que no les interesa organizar viajes para ellos, que todo puede ser.

Y otro día hablaremos de los casados (o casi) que hemos decidido no tener hijos, que también tiene tela...

Sergio dijo...

Sí, supongo que lo de "niños gratis" tiene que tocar las narices, pero a mí me molesta más que encima me hagan pagar la parte de la persona que no va...

nahia13 dijo...

Entonces, ¿cuándo te vas de viaje?

El que apaga las subestaciones dijo...

Sergio, eso de los "singles" suena a mercadotecnia para timar pijos. Yo llevo años consumiendo noches solitarias de hotel y nunca me lo han vendido como singuelbel de esos. Claro, que yo pago con tarifa de empresa. Bueno, en realidad es mi empresa la que paga.

Eso sí, coincido parcialmente con Tyrion: Siempre lo vi como un a modo de agencia matrimonial. Pero solo cuando se trata de viajes / eventos en grupo para singles. Otra cosa es cuando tienes tiendas para singles, vamos negocios diferentes del turístico.

Lo último, que quizás ya conozcáis, son los negocios... No, nada de para gays. Sé que tenéis especial interés, pero eso no es lo último. Lo que está recién salido del horno son los negocios para "tiros rebotados": Los divorciados. Casas para divorciados. (Lo que sea con tal de colocar esos ladrillos que hay tirados por los rincones).

Otra cosa. Los solteros sí tenemos, perdón, tuvimos posibilidad de hipotecarnos. El truco está en nacer, trjmm, algunos años antes. Hasta hace unos años podías acceder a casas más baratas (con intereses altos) o a casas caras (con intereses baratos), dependiendo de la edad. Yo fui de estos últimos: Me monté en la cresta de la ola crediticia y uoooosssssss... Ahora tengo una estupenda unidad habitacional en las afueras de Valdelejos, a tan solo media hora de Madrid, si eres capaz de subirte en marcha al AVE de Zaragoza.

nahia13, llegas tarde. Ya hemos vuelto casi todos de vacaciones. Sergio no se puede ir de viaje, que tiene que levantar España.

Yo sí me voy de viaje, aunque también para levantar España. Me pagan por visitar los Arribes del Duero, la Montaña palentina, Valparaiso y algún que otro paisaje espectacular. Si te apuntas...