martes, 24 de febrero de 2009

La mujer del César

Como se puede ver, la foto no representa a la mujer del César, sino al enviadiado por Solbes ex-ministro Fernandez Bermejo, sin embargo, sí que se le puede aplicar el dicho de "la mujer del César no sólo debe ser honrada, sino también parecerlo".

Y es que un ministro de justicia no puede cometer una ilegalidad como ir a cazar sin tener la licencia apropiada para ello. Posiblemente el problema venga, como defiende Chaves, por la ausencia de una licencia única a nivel nacional, pero si esa es la ley y debe ser respetada y cumplida (incluso el desconocimiento no exime de su cumplimiento), aún menos puede incumplirla el ministro de Justicia.

Al final la cacería se ha cobrado el mayor de los trofeos, la cabeza del ministro, que se estaba convirtiendo en el ariete utilizado por el Gobierno en contra del PP, agotada ya la poca credibilidad de la ministra de Fomento. Ahora habrá que ver quién toma el relevo en tan "elevada misión", puesto que Rubalcaba no creo que vuelva a asumirlo desde un cargo de ministro del Interior que requiere del acuerdo en muchas de las medidas a tomar.

En el PP están contentos, como no podría ser de otra forma, pero una vez fuera de juego el muñeco de pim-pam-pum en el que descargaban toda su inquina, y que les servía para tapar el tema de fondo, que es la corrupción que ha vivido a sus pechos, a ver si el próximo no es otro Mariano, pero de apellido Rajoy. Ganas a muchos seguro que no les faltan.

1 comentario:

Tyrion dijo...

Ya vemos a quién han elegido ahora: Garzón.

Recordemos algunas cosas. Veamos un editorial de "El Mundo" del 01/02/1995 cuando barrionuevo y Cia. pretendían recusar a Garzón que estaba juzgando a los responsables del GAL:

Federico Trillo, diputado del Partido Popular (PP), declaró ayer que la decisión del juez Carlos Bueren de rechazar la recusación de Baltasar Garzón debe significar el fin de los ataques y presiones que por otras vías se habían intentado poner en marcha contra el dictado del magistrado. Asimismo, expresó su deseo de que acepten el resultado con lealtad procesal.

El parlamentario «popular» explicó que el principio rector de los actos de las partes en este proceso debe ser el respeto al juez y la utilización de cualquier vía legal para defenderse, pero no presiones con declaraciones o teorías conspirativas que no hacen al caso, y que sí que producen alarma social.


Pues si, es el mismo Trillo que ha pedido públicamente ya no la recusación de Garzón, sino su inhabilitación entre 10 y 20 años para ejercer la judicatura. Y lo publica el mismo Pedro José que ahora pide la cabeza del juez.

Claro que la recusación de Garzón también la han pedido antes otros ciudadanos ejemplares, como Pepe Rei y otros imputados en el cierre del diario Egin y el torturador argentino Adolfo Scilingo. La diferencia con el PP es que estos lo hacían a título personal, como lo hizo Barrionuevo. El PP lo hace como partido, cosa que no hicieron ni Batasuna por el mencionado caso Egin ni el PSOE cuando el GAL.

Todos a una a defender a los nuestros, aunque sean unos chorizos. "Pero son nuestros chorizos", pensarán.