lunes, 2 de febrero de 2009

El día de la marmota

Hoy es 2 de Febrero, el día en que la marmota Punxsutawney Phil debe salir de su madriguera y confirmar que el invierno durará 6 semanas más o si por el contrario tendremos una primavera temprana. Así que recemos para que no vea su sombra.

Sin embargo, al día de la marmota se le da otro significado, y se utiliza para definir las situaciones que se repiten una y otra vez indefinidamente, o las situaciones en las que no cambia nada. Esto se debe a la película "Atrapado en el tiempo" (Groundhog Day) que dirigió por encargo Harold Ramis (el cazafantasmas de las gafas) y que protagonizaron Bill Murray (el cazafantasmas "sinvergüenza") y Andie McDowell. Una pequeña obra maestra.

Phil Connors, el
ególatra hombre del tiempo del canal 7 de Pittsburgh es enviado un año más a Punxsutawney, una pequeña localidad de Pennsylvania a cubrir el evento del día de la marmota, una festividad en la que una marmota pronostica el tiempo que va a hacer el resto del invierno. De mala gana, como cada año, acude a cubrir el evento y se queda atrapado en el pueblo por una ventisca que él había dicho que no se produciría. Al levantarse al día siguiente, se da cuenta de que vuelve a ser 2 de febrero, el día de la marmota.

La película merece la pena ser vista, porque retrata cómo el personaje va cambiando su comportamiento en función de los acontecimientos que se producen, y cómo va pasando de la irresponsabilidad a la desesperación y a integrarse en un pueblo que odiaba. Cómo intenta sacar partido y cómo se da cuenta de que hay cosas que no se pueden cambiar.

Y nosotros tenemos una vida similar. Por mucho que cambie el calendario, al final cada día suele ser igual o parecido al anterior. El mismo horario, el mismo trabajo, los mismos sitios... y casi nada de lo que hacemos importa en realidad. Y lo que nos rodea no es muy distinto. Vivimos en un mundo que lleva décadas de la marmota, con verdaderos especialistas en cambiar las cosas para que todo siga igual.

Pero tenemos que asumirlo, y yo me despierto cada mañana con la música que suena en la radio-despertador en el momento en el que se despierta cada mañana, en el mismo punto en el que suena en la radio. Podeis haceros una idea de lo que me puede llegar a gustar esa película y lo asumido que lo tengo. Lo que no quiere decir que no lo quiera cambiar, pero para cambiar algo hay que saber el problema, y en eso estoy.

3 comentarios:

Miki dijo...

Qué tiempos aquellos en que el amigo Luis ponía todas las mañanas al llegar a la oficina la Polka de Pennsylvania...

giuseppe poli dijo...

Explicación excelente y muy útil. Es increíble como un película puede haber influido en la idiosincrasia de un país entero. Gracias

giuseppe poli dijo...

Explicación excelente y muy útil. Es increíble como un película puede haber influido en la idiosincrasia de un país entero. Gracias