viernes, 9 de octubre de 2009

Los Premios Nobel y el efecto Obama

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha sido galardonado con el Premio Nobel de la Paz "por estimular el desarme nuclear, por sus extraordinarios esfuerzos por reforzar la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos", según ha anunciado el Instituto Nobel de Noruega.

A diferencia del COI, que no sucumbió ante el efecto Obama, parece que Instituto Nobel de Noruega sí lo ha hecho, porque no creo que Obama, en 9 meses de mandato, haya hecho méritos para conseguirlo. De momento, las declaraciones de intenciones son buenas, pero son eso, declaraciones de intenciones. Quizá el que las haga el hombre más poderoso del mundo les da otro sentido, pero habrá que ratificarlas con actos.

De momento, EEUU sigue en Irak y sigue en Afghanistan (y nosotros también, pero estaremos de acuerdo en que no de la misma forma) y no tienen fecha de salida. En contrapartida, se va a cerrar Guantánamo (ya veremos cuando) y se busca un desarme nuclear, pero del dicho al hecho...

Pero bueno, estamos subyugados ante la figura de Barack Obama, y esto es una prueba más. A ver lo que nos dura, y si responde a las expectativas.

Como curiosidad, decir que es el tercer demócrata en recibir el Premio Nobel de la Paz, tras Jimmy Carter y Al Gore. ¿Para cuando un republicano?, o mejor dicho, ¿cuando lo merecerá un republicano? Yo me voy a poner cómodo para esperar.

2 comentarios:

Fer dijo...

Muy acertada opinion! Obama no merece ese premio, pero no es el primer Nobel que se da a gente sin ningún mérito...
En cuanto a lo de los repúblicanos, creo que ultimamente a ese partido no le estan saliendo las cosas como para noveles..

un saludo y he visto que te has pasado por mi blog eltrasterodefer.blogspot.com

Sergio dijo...

Sí, me he pasado, y está genial. Lo de los republicanos no deja de ser una coña, porque obviamente, no creo que les den un nobel de la paz cuando su principal interés es meterse en una guerra tras otra presionados por los lobbys de las empresas de armamento.

De todas formas, Obama todavía no ha salido de ninguna guerra de las que están metidos, y como curiosidad, después de dar la rueda de prensa para agradecer el Nobel, se reunía con el secretario de estado de Defensa para decidir si mandaban más tropas a Afghanistan. No deja de ser curioso.