lunes, 29 de septiembre de 2008

La noche confunde

Primer Gran Premio nocturno de la historia de la F1, y como no podía ser de otra forma, se resolvió de un modo sorprendente. Ganó Alonso y lo más sorprendente es que ganó Renault.

Y eso que el día anterior, merced a la rotura de la bomba de la gasolina en la ronda Q2 de la calificación, partía desde el decimoquinto puesto de la parrilla, justo delante de su compañero (ayer más que nunca) Nelson Piquet. Y la verdad es que el morbo podría haber sido mayor, puesto que en caso de clasificarse para la Q3, el eliminado habría sido Lewis Hamilton, que quedó décimo en la Q2. Pero hasta esa suerte tuvo el inglés, que se libró por los pelos de comerse fría la venganza de Alonso.

Así las cosas, con Hamilton segundo en la Q3, Massa en la pole y Alonso decimoquinto, comenzó la carrera. Una carrera en la que Alonso había dejado caer en la entrevista con Lobato que iba a 3 paradas y que iba muy descargado de combustible, lo que a la postre sería vital para conseguir la victoria.

Y no porque parara 3 veces y fuera la mejor táctica, sino porque al parar el primero y haber cambiado la táctica a dos paradas sobre la marcha, se vio beneficiado por la salida de pista de su compañero Nelson. Pasó de la duodécima plaza que ocupaba en ese momento a la quinta, por detrás de Rosberg, Trulli, Fisichella y Kubica, que, al igual que Rosberg, entraron a repostar con el pit lane cerrado, lo que les valió ser sancionados con un "stop and go" que catapultó a Alonso hasta la tercera plaza.

Las paradas de Trulli y Fisichella, que hasta el momento iban por delante de él, sirvieron para que Alonso se colocara primero, posición que no abandonaría hasta el final de la carrera, aunque hubo momentos de apuro cuando realizó su segunda parada y salió justo por delante de Rosberg y Hamilton, y con la salida de un segundo safety-car propiciado por el accidente de Adrian Sutil. No obstante, el buen ritmo de carrera le permitió despegarse de Rosberg en las dos ocasiones, dándole un margen que le haría conseguir una cómoda victoria. La primera de Renault en dos temporadas.

Y no quiero ser malpensado, pero no estaría mal repetir la "estrategia" en las siguientes carreras. Piquet se estrella cuando Alonso haga la primera parada y que salga el safety car. Lo demás viene solo.

"Lo" de Ferrari
Es para hacérselo mirar, pero además a fondo. Pasaría por un mal fin de semana si no fuera porque no es la primera vez que tienen problemas en boxes, o la primera vez que Raikkonnen se sale de la pista sin aparente motivo.

Lo de esta carrera ya ha sido de traca, porque Raikkonen se salió cuando iba solo y lo de Massa (o mejor dicho, de sus mecánicos) en los boxes parece difícilmente superable.

No puede ser que una escudería como Ferrari, que se gasta lo que se gasta y presume de glamour allá por donde va, tenga los pilotos que tiene. Tampoco se trata de hacer aquí proselitismo con Alonso para que los italianos le fichen, porque posiblemente lo de ayer en boxes habría pasado igual, pero su "manía" de ser glamourosos a fuerza de ser diferentes (a qué santo viene el semáforo automático que marca la salida del box si no es por marcar diferencia con el resto) les está costando el mundial de constructores y posiblemente les cueste el mundial de pilotos con Massa, aunque el brasileño tamabién ha puesto de su parte.

Y a todo esto, Hamilton va a ganar el mundial sin apenas despeinarse, porque Ferrari se empeña en tirarlo y los demás no están para demasiadas alegrías. Ayer no le hizo falta ni siquiera arriesgar buscando el segundo o el primer puesto para sacarle 6 puntos a Massa, que no puntuó y ahora está a 7 puntos del inglés. Le están poniendo el mundial como se lo pusieron a Raikkonen el año pasado, y eso que parece que los dos pilotos de Ferrari se llevan bien.



3 comentarios:

Comentarista Loco dijo...

pues nada vamos a tener que mandar firmas para que todos los grandes premios sean de noche ... jajajajajaja

Sergio dijo...

Mejor mandar firmas para que Nelsinho sea útil al equipo y haga salir al safety car cada carrera XD

Miki dijo...

Supongo que en Ferrari se apresurarán a renovar al mecánico encargado de pulsar el botón del semaforito, sigiendo la estupensa política de renovaciones del equipo.