martes, 30 de septiembre de 2008

Pues va a ser que no


Al final no han dejado a SuperW ir al rescate de las empresas en apuros por haberse creído más listos de lo que de verdad eran. Lo mejor de todo es que los que se suponía que eran "los suyos", los republicanos, han votado en contra del plan de rescate (un 67%), mientras que los demócratas que han votado en contra han sido un 40%.

Esta votación hay que leerla en clave electoral, puesto que las elecciones a la presidencia coinciden con las elecciones al Congreso, y muchos de los congresistas no han querido poner en juego su reelección (en EEUU se vota directamente por cada uno de ellos en su circunscripción, no por los partidos) apoyando el controvertido plan.

Por ello, ayer la bolsa de NY registró una caída de cerca del 7%, que es un estornudo de los grandes, y con mocos, que han empezado a salpicar a todo el mundo. Tokio y Seúl han abierto con bajadas de más del 5% y lo de las bolsas europeas de hoy puede ser para no perdérselo.

Lo mejor de todo es ver cómo la bolsa reacciona negativamente ante la no entrada de dinero público, cuando debería ser una aberración que se nacionalizaran los fondos de inversión, como pretendía Bush, pero claro, estamos hablando de nacionalizar las pérdidas. Los beneficios ya están a buen recaudo, que entonces no se acordaban de "papá estado".

Lo que, a mi gusto, le ha faltado al plan de Bush es el que nacionalizara los sueldazos, incentivos, comisiones y bienes que se han llevado los directivos de esas grandes empresas sin reparar en nada. Por su magnífica gestión está claro que no ha sido. A las pruebas me remito.

Y luego me preguntan que por qué soy de izquierdas. Pues por lo mismo que soy del Valencia, porque una persona inteligente no puede ser de otro equipo. Yo aspiro a serlo, o por lo menos le echo ganas.


PD.- Quería poner una foto de Bush en la que no saliera con cara de tonto, pero me ha resultado del todo imposible.

1 comentario:

yambra dijo...

El gran parte del resto de tus camaradas de "izquierdas" no opina como tú. Peor para ellos, serán madridistas...

Un abracito, perla.